Proyectos de IOT

Proyecto UrVAMM

Publicado en 30 marzo, 2016

Gobierno del Principado de Asturias

MINETUR

Ref. TSI-100502-2013-36

MERANET

(Red Eranet)

IDEPA

Ref ID/2013/000024

UrVAMM desarrolla una forma pionera de monitorización medioambiental en las ciudades.  Para ello integra su tecnología de equipos de embarcado para vehículos municipales (ej: autobuses, recogida de residuos, otros vehículos de servicios municipales) con el objetivo de monitorizar en movimiento de la calidad del aire. Este equipo se puede conectar, además, con sistemas de conducción eficiente y a la centralita del vehículo para obtener más información mediante el uso de la propia tecnología.

¿Cómo funciona el sistema UrVAMM?

El sistema UrVAMM lleva a cabo la medición de contaminantes sobre la propia vía de tráfico rodado, permitiendo el muestreo de manera precisa y sin atenuantes, como la distancia o vegetación, de los niveles señalados en la normativa medioambiental.

La tecnología UrVAMM ha convertido en una realidad palpable la monitorización ambiental en las ciudades con una solución espacio-temporal sin precedentes.

Ciudades como Valencia, Madrid, Gijón y Oslo han participado en el proyecto UrVAMM, probando el sistema UrVAMM a través de sus respectivas EMTs.

UrVAMM Valencia

En Valencia se implató el sistema de monitorización de la contaminación atmosférica en autobuses de la Empresa Municipal de Transportes de Valencia, con la finalidad de medir los principales parámetros que afectan a la calidad de la aire de la ciudad a nivel de vías de comunicación y derivados del tráfico, en concreto NO2 (dióxido de nitrógeno) y CO (monóxido de carbono).

La información se integra con la plataforma VLCi y en la solución se incluyeron los elementos hardware y software necesarios para el sistema de monitorización (sistema embarcado en cada vehículo, hardware, etcétera.)

UrVAMM

UrVAMM Madrid

Se procedió  a la instalación del equipo de medición de la calidad del aire embarcada en autobuses interurbanos de las líneas del Corredor del Henares y del sur metropolitano del Consorcio Regional de Transportes de Madrid con el objetivo de analizar la concentración de parámetros en aire ambiente en las zonas por las que discurrían sus rutas.

Los autobuses participantes en el proyecto pertenecían a la flota del grupo Avanza y los dispositivos instalados recogieron información sobre los niveles de monóxido de carbono (CO) y dióxido de nitrógeno (NO2). La elección de las líneas se determinó por su longitud y por su trayecto de carácter urbano e interurbano.

Los datos se registraban a diario en Internet y eran enviados al Centro Integral de Transportes (CITRAM) para su posterior análisis.

A través de esta tecnología se obtuvo información sobre calidad del aire, la cual se sumaba a la registrada por la red fija de medidores, lo que permitió saber cuál era el nivel de contaminación de la localidad.

UrVAMM

UrVAMM Gijón

La ciudad fue una de las primeras en participar en el proyecto UrVAMM. Los equipos de monitorización embarcada de la calidad del aire fueron instalados en autobuses de la Empresa Municipal de Transportes de Gijón (EMTUSA). Estos llevaban integrados sensores de monóxido de carbono (CO) y dióxido de nitrógeno (NO2), que medían la concentración de parámetros a lo largo de las rutas realizadas por la flota de vehículos.

Con esta iniciativa, Gijón pudo complementar los datos de las estaciones fijas de su red de vigilancia de contaminación atmosférica.

UrVAMM

UrVAMM Oslo

La multinacional escandinava Nobina, con una flota de más de 60 vehículos en la capital noruega, también participó proyecto UrVAMM. El sistema implantado monitorizaba los niveles de contaminación en aire a medida que el autobús se desplazaba por la ciudad. El objetivo de esta solución era monitorizar en movimiento la calidad del aire como complemento a las redes tradicionales.

Tanto la empresa gestora del servicio de autobuses interurbano Ruter, como la propietaria de los autobuses Nobina, demostraron un gran interés por esta tecnología de monitorización embarcada de la calidad del aire. La ciudad de Oslo demostró con su participación en el proyecto su compromiso creciente con el medio ambiente.

UrVAMM