Blog

¿Cómo están combatiendo las ciudades la contaminación producida por el tráfico rodado?

Publicado en 15 abril, 2019

Envira,

Reducir las emisiones generadas por el tráfico rodado se ha convertido en uno de los principales caballos de batalla de numerosas ciudades. No en vano, la circulación de vehículos es una de las principales fuentes de emisión de gases contaminantes en urbes como Madrid, donde el tráfico supone un «75% con respecto al resto de sectores que emiten dentro del municipio […], tanto para los óxidos de nitrógeno como para partículas (PM2.5)» (Fundación para el Fomento de la Innovación Industrial & ETSII UPM, 2017), circunstancia que también se repite en otras capitales europeas.

Pero, ¿qué acciones están desarrollando los gobiernos locales para reducir este problema?

Soluciones para combatir la contaminación del tráfico en la ciudad

Poner coto a la contaminación en la ciudad es una tarea que no depende de forma exclusiva de la concienciación y sensibilización ciudadana. Otras labores que también deben estar sobre la mesa o tenerse en consideración son:

➢ Incentivar el uso del transporte público y otros métodos alternativos
➢ Adoptar medidas para reducir la utilización del vehículo privado
➢ Utilizar sistemas como NanoEnvi EQ de ENVIRA para llevar a cabo mediciones indicativas que complementen a las lecturas de las estaciones fijas y observar de qué forma mejora la calidad del aire con la puesta en práctica de las diferentes políticas.
➢ Compartir los progresos con la ciudadanía, haciéndoles partícipes de los resultados.

Los siguientes epígrafes ofrecen una visión más detallada de cómo se están articulando algunas de estas soluciones.

Transporte público gratuito

Algunas ciudades europeas han empezado a seguir la estela de Tallin (Estonia), ofreciendo a sus residentes transporte público gratuito.

Aunque de cara a la ciudadanía se trata de una apuesta muy atractiva (una encuesta sobre movilidad en España recogía que el 80 % de los encuestados viajaría en transporte público si fuera gratis)(1), las iniciativas que se han desarrollado hasta el momento no han terminado de prosperar(2).

Aunque de inicio presentan datos esperanzadores, como el caso de Dunquerque (Francia), a la larga los problemas de financiación terminan por hacer inviable la solución. De hecho y tal y como señala Álvaro Nicolás, del Ayuntamiento de Barcelona, «no existe esa gratuidad en ningún caso. Lo que se hace es desplazar el coste de la explotación del servicio, que es la parte que se financia parcialmente a través de tarifas, directamente a alguna tasa o impuesto que se cobra a todos los habitantes, y que sirve para complementar la aportación que se hace vía tarifas, hasta su gratuidad»(3).

Zonas de bajas emisiones

Las zonas de bajas emisiones (ZBE o LEZ, atendiendo a su denominación en inglés) son áreas en las que, por lo general, los vehículos con mayores emisiones no pueden entrar.

Esta solución, implantada por vez primera en Estocolmo, cuenta con el apoyo de dos terceras partes de los europeos, según una encuesta llevada a cabo en 2018 por Ipsos para el grupo Transport & Environment(4).

Es una solución que ha despertado una gran atención debido a iniciativas tales como las zonas LEZ y ULEZ de Londres y Madrid Central, la solución puesta en marcha por el consistorio madrileño en 2018 y cuya delimitación puede observarse en el siguiente mapa.

Esta medida establece las siguientes regulaciones en relación al tráfico rodado:

➢ Acceso libre: residentes, personas con movilidad reducida y servicios de seguridad y emergencias.
➢ Acceso limitado, en el que se tienen en cuenta excepciones, moratorias y horarios para algunos colectivos por su función o características.

Las limitaciones a la circulación de los vehículos no incluidos en alguna de las categorías anteriores queda regulada por su distintivo ambiental, un adhesivo que se coloca en el parabrisas del automóvil y que sirve para clasificar a los vehículos dependiendo de la emisión de contaminantes al medioambiente(5). Salvo en Madrid, donde su colocación es obligatoria desde marzo de 2019, su utilización en otras ciudades en las que se adoptan restricciones de circulación temporal por alta contaminación, como es el caso de Barcelona, es voluntaria.

En relación con los efectos sobre la calidad del aire que está ofreciendo la experiencia de Madrid Central, los resultados iniciales parecen positivos, con un comparativo descenso en los niveles de NO2 con respecto a años precedentes(6).

Peaje de acceso al centro urbano

Un peaje urbano hace referencia a la tarifa que se impone para circular en automóvil por determinadas zonas de la ciudad. Es una medida orientada a reducir los atascos en la ciudad, pero también contribuye a mejorar aspectos tales como la calidad del aire y el ruido. En la mayoría de las ciudades, el dinero recaudado de los programas se gasta generalmente en mejorar el transporte dentro y alrededor de la ciudad.

En España no existe por el momento ninguna ciudad que se haya decantado por adoptar esta medida, pero en Europa hay varios ejemplos, siendo Londres y Estocolmo dos de las urbes de referencia. En el caso de la capital londinense y desde el 08/04/2019, circular en coche por su centro urbano exige pagar 14,5 €.

Áreas de acceso restringido

Numerosas ciudades y pequeños municipios han optado en los últimos años por peatonalizar o reordenar amplias áreas de sus centros urbanos creando supermanzanas, restando, de esta forma, espacio al automóvil en favor de la ciudadanía, una medida que también tiene su reflejo en la mejora de la calidad del aire.

Un ejemplo práctico de esta solución es Pontevedra. El modelo de urbanismo que viene desarrollando la ciudad desde 1999 y que antepone al peatón frente al automóvil fue reconocido por Naciones Unidas en 2014. Además de facilitar los desplazamientos a pie y en vehículos no motorizados, la ciudad ha logrado reducir sus emisiones un 60 % en el centro de la ciudad.

Movilidad como servicio

¿Qué necesita ofrecer una administración local para evitar que la ciudadanía use el vehículo privado como medio de transporte habitual en la ciudad? La ciudad de Helsinki se planteó esta cuestión cuando empezó a esbozar cómo debería ser la movilidad del futuro(7).

La respuesta fue la movilidad como servicio o mobility-as-a-service (MaaS). Consiste en un servicio digital (una aplicación móvil, por ejemplo) a través del cual las personas pueden acceder a una serie de transportes públicos, compartidos y privados, utilizando un sistema que integra la planificación, reserva y pago de los viajes. Al facilitar el uso de medios de transporte públicos o alternativos, reduce el número de vehículos privados que transitan diariamente por la ciudad, contribuyendo a mejorar la calidad del aire.

El tráfico rodado es, en resumen, una de las principales fuentes de emisiones en la ciudad. Por tanto, para mejorar la calidad del aire en las zonas urbanas, es imprescindible reducir su presencia. La solución, sensibilizar, incentivar el uso del transporte público y desarrollar medidas coercitivas para convencer a la ciudadanía de que usar el vehículo privado en la ciudad es la opción menos inteligente.

Referencias:

– (1) Resultados del Foro de Movilidad de Alphabet. (2018). http://www.nexotrans.com/noticia/90364/NEXOBUS/Resultados-del-Foro-de-Movilidad-de-Alphabet.html

– (2) Por qué el transporte público gratuito no es útil contra la contaminación. (2018). https://www.codigonuevo.com/sociedad/transporte-publico-gratuito-util-contaminacion

– (3) Transporte público gratuito: ¿es posible en nuestras ciudades?, ¿es buena idea?. (2019). https://www.elsaltodiario.com/movilidad/transporte-publico-gratuito

– (4) Two-thirds of EU citizens support city bans to tackle air pollution – poll | Transport & Environment. (2018). https://www.transportenvironment.org/press/two-thirds-eu-citizens-support-city-bans-tackle-air-pollution-%E2%80%93-poll

– (5) DGT. Distintivo Ambiental. http://www.dgt.es/es/seguridad-vial/distintivo-ambiental/index.shtml

– (6) Balance del funcionamiento de Madrid Central | Ecologistas en Acción. (2019). https://www.ecologistasenaccion.org/?p=114930

– (7) Pohjanpalo, K. (2018). Bloomberg – How Helsinki arrived at the future of urban travel first. https://www.bloomberg.com/news/articles/2018-07-15/how-helsinki-arrived-at-the-future-of-urban-travel-first

– Fundación para el Fomento de la Innovación Industrial / Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid. (2017). Estudio para la cuantificación de la contribución de fuentes a los niveles de calidad del aire en el municipio de Madrid. Madrid. https://www.madrid.es/UnidadesDescentralizadas/UDCMovilidadTransportes/AreaCentral/ficheros/Ayuntamiento%20Madrid%20Contribucion%20Fuentes%20UPM.pdf

¿Cómo están combatiendo las ciudades la contaminación producida por el tráfico rodado?

¿Quieres saber más sobre Envira IOT?

Contactanos