Blog

Tecnología para disfrutar de un hogar más saludable

Publicado en 13 marzo, 2020

Conectividad IOT, Entornos inteligentes,

En un momento en el que las viviendas van a ser habitadas más horas a lo largo del día para evitar la expansión del COVID-19, mantener una buena higiene es fundamental para prevenir contagios, pero también se puede utilizar la tecnología para disfrutar de un hogar más saludable.

Calidad del aire interior ante la expansión del COVID-19

Hay que tener en cuenta que, durante el confinamiento, la actividad en el domicilio se mantiene: familias donde los progenitores teletrabajan, niños en edad escolar que deben seguir realizando deberes, personas que están a cargo del cuidado de personas mayores…Con todo ello, el uso de dispositivos de última tecnología puede contribuir a mantener un buen ambiente si se va a estar mucho tiempo sin salir de casa.

¿Por qué monitorizar la calidad del aire interior?

En las viviendas existen zonas comunes que acumulan polvo rápidamente y que pueden ser potencial vía de transmisión de gérmenes patógenos si no son desinfectadas de manera adecuada o con la frecuencia necesaria. Para conocer mejor el grado de salubridad de nuestro hogar es recomendable utilizar un dispositivo para monitorizar la calidad del aire interior.

Fuentes y contaminantes de un hogar

Alérgenos

Entre los alérgenos también se puede incluir el polen. Estos pueden agravar problemas respiratorios, causar tos y provocar opresión en el pecho e irritaciones en ojos y piel. Animales domésticos, tapicerías o camas son refugio DE alérgenos e incluso pueden generar compuestos orgánicos volátiles (VOCS).

Monóxido de carbono

El monóxido de carbono en dosis altas puede causar dolor de cabeza, mareos y nauseas. En concentraciones más bajas es frecuente que cause irritación de ojos y garganta, sofocaciones e infecciones respiratorias.

Humedad

En hogares con altos niveles de humedad pueden crecer muchas bacterias, hongos y mohos. Las personas expuestas pueden sufrir problemas respiratorios, alergias, asma y, en algunas ocasiones, afectar al sistema inmunológico.

Sustancias químicas

La presencia de sustancias químicas en productos de limpieza, menaje o alfombras en dosis bajas puede causar irritación de ojos, garganta y piel. En cambio, en dosis más altas pueden llegar a afectar al hígado, a los riñones, al sistema nervioso e incluso provocar cáncer. Productos como pinturas, decapantes, aerosoles son principal fuente de compuestos orgánicos volátiles (VOCS)

Sistemas de calefacción

Los sistemas de calefacción de los hogares son la principalmente de generación de partículas PM2.5 y PM10, así como gases como óxido de carbono y óxidos de nitrógeno.

ENVIRA ha desarrollado Nanoenvi IAQ un dispositivo IoT que monitoriza la calidad del aire interior. Concretamente mide parámetros como CO2, VOC, CO, PM10 y PM2.5, además de variables ambientales como humedad, temperatura y presión atmosférica. De esta manera, el Nanoenvi IAQ contribuye a preservar la salud de los habitantes y facilita la toma de decisiones como puede ser la necesidad de ventilar una estancia.

Tecnología para disfrutar de un hogar más saludable

¿Quieres saber más sobre Envira IOT?

Contactanos