Blog

El papel de la sensibilización ambiental en la sociedad

Publicado en 13 marzo, 2019

Envira,

La sensibilización ambiental es el recurso que proporciona la oportunidad de adquirir el conocimiento, las habilidades, las actitudes y los valores necesarios para proteger, conservar y mejorar el medioambiente para las generaciones presentes y futuras.

¿Cuál es su objetivo? no es otro que desarrollar y alentar nuevos patrones de comportamiento positivo que sean sensibles con el medioambiente, identificando soluciones preventivas y correctoras, para lograr la sostenibilidad ambiental.

Sensibilización ambiental ¿Qué rol juega en la sociedad?

El actual sistema socioeconómico genera “efectos colaterales” que afectan de forma negativa al medioambiente y que se manifiestan a través de la contaminación del aire, el uso abusivo de recursos naturales de difícil reposición o el creciente volumen de residuos, que complica su adecuada gestión.

Hacer ver a la sociedad en qué parte son responsables de la degradación ambiental que conllevan sus acciones diarias es una de las bases sobre las que se asientan las campañas de sensibilización ambiental. Pero la perspectiva varía dependiendo del grupo de población o, mejor dicho, del agente de cambio al que se dirija la iniciativa de educación.

Cómo abordar la sensibilización ambiental según el agente de cambio

Diferenciamos 4 grandes grupos que, en cierta forma, precisan de necesidades de educación ambiental específicas:

Población escolar

Gran parte de las iniciativas relacionadas con la educación ambiental tienen como principal público objetivo a la población escolar. No en vano, las aulas y el hogar deben convertirse en los principales referentes para dotar a los niños y niñas no solo de los conocimientos básicos necesarios para que puedan desenvolverse en el futuro, sino también para mostrarles el especial vínculo que cada persona establece con la naturaleza.

Pero resulta muy recomendable que esta transmisión de conocimiento y valores se haga también a través de la interacción física. Una de las opciones, por ejemplo, es mostrar qué dispositivos se usan para medir la calidad del aire. ENVIRA, por ejemplo, contribuye a fortalecer esta labor educativa a través de su unidad móvil, equipada con diversos analizadores que permiten conocer la concentración de gases contaminantes tales como SOx, NOx, ozono o partículas en suspensión. Este vehículo, convertido en una auténtica aula rodante, abre sus puertas a todos los centros educativos, instituciones o consistorios locales interesados.

Este tipo de iniciativas incentiva el interés de los escolares por la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, el concepto STEM, en definitiva, al que tantas veces se alude y que tan importante resulta para disponer en el futuro de profesionales con vocación científica y tecnológica.

Y no solo sirve para fomentar la igualdad de oportunidades: los escolares también pueden convertirse en agente del cambio capaces de transmitir mensajes ambientalmente sostenibles a su círculo social más próximo

Población adulta

La población adulta, independientemente de su género, edad o condición social, no puede quedar al margen de las campañas de sensibilización ambiental. La sociedad pública, en su conjunto, debe convertirse en uno de los protagonistas clave en la búsqueda de soluciones.

El desarrollo de medidas efectivas que ayuden a paliar la actual situación, que contribuyan a mejorar, por ejemplo, la calidad del aire, se basa en conocer de primera mano cuáles son los problemas, en visualizarlos a través de sensores IoT u otros sistemas. Difícilmente se pueden modificar los comportamientos diarios de una sociedad si las personas no son conscientes de la gravedad del problema.

La población adulta tiene además una responsabilidad con las futuras generaciones, siendo imprescindible inculcar valores y conocimientos respetuosos con el medioambiente a través del ejemplo.

Empresas

La siguiente cita de Daniel Esty y Andrew Winston (2006) ejemplifica a la perfección la importancia que el medioambiente ha adquirido en la empresa en los últimos años:

«Los errores medioambientales pueden crear relaciones públicas de pesadilla, destruir mercados y carreras y afectar a una empresa por valor de miles de millones. Las empresas que no añaden el pensamiento ambiental a su arsenal estratégico corren el riesgo de perder oportunidades al alza en mercados cada vez más condicionados por factores ambientales».

Tal y como se desprende del párrafo anterior, las firmas no solo tienen que responder a normativas cada vez más exigentes, sino que deben mostrar una actitud proactiva que les incite a ir más allá de lo legalmente requerido (Lindblom y Ohlsson, 2011). Así que el apoyo o incluso la organización de iniciativas orientadas a movilizar desde una perspectiva ambiental a clientes, proveedores o empleados es una manera de reforzar el compromiso ambiental y la estrategia de responsabilidad social corporativa.

La recompensa, la fidelidad de las nuevas generaciones de consumidores(1), dispuestas a premiar los comportamientos ambientalmente sostenibles, que deben convertirse en un sello distintivo, público y transparente.

Administración pública

La administración pública también es un agente de cambio clave en favor de la progresiva sensibilización ambiental de la sociedad.

Además de promulgar políticas que contribuyan a la protección del entorno, tiene como obligación informar sobre cuestiones relativas a medioambiente y fomentar la participación pública entre la ciudadanía, dos aspectos fundamentales que permiten hacer frente a las fake news. Tanto el acceso a la información ambiental como la contribución al proceso de toma de decisiones públicas son dos derechos que la ciudadanía puede ejercer con libertad y que están recogidos en la Ley 27/2006, de 18 de julio, por la que se regulan los derechos de acceso a la información, de participación pública y de acceso a la justicia en materia de medio ambiente(2).

La sensibilización ambiental, en definitiva, es una necesidad creciente que permite educar a los y las líderes de mañana, transmitir una mayor conciencia a la población adulta, crear un entorno empresarial más sensibilizado y capaz de poner en valor intangibles como la calidad del aire y mejorar los servicios, la información y la formación que ofrece la administración.

Referencias:

– (1) https://www.prnewswire.com/news-releases/survey-millennials-less-likely-to-recycle-but-more-likely-to-buy-from-companies-that-go-green-300522713.html
– (2) https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2006-13010
– Esty, D., & Winston, A. (2006). Green to gold. New Haven [Conn.]: Yale University Press.
– Lindblom, A., & Ohlsson, J. (2011). Stakeholders’ influence on the environmental strategy of the firm: a study of the Swedish energy intensive industry (Dissertation). http://urn.kb.se/resolve?urn=urn:nbn:se:hh:diva-15919

¿Quieres saber más sobre Envira IOT?

Contactanos