Blog

Monitorización continua de procesos, una opción para reducir costes

Publicado en 26 febrero, 2019

Envira,

¿En qué consiste la monitorización continua? Básicamente, en desarrollar un sistema que permite visualizar de forma sistemática y en tiempo real el grado de conformidad con el que se ejecuta un proceso industrial.

Esta actividad ayuda a detectar desviaciones antes de que se produzcan fallos, evitando paradas inesperadas, retrasos en la producción y situaciones peligrosas.

Beneficios de la monitorización continua

Las paradas no previstas por fallos en la maquinaria o la falta de mantenimiento adecuado pueden generar, como se mencionaba en el párrafo anterior, retrasos en la producción que terminan haciéndose notar en un aumento de los costes y una creciente insatisfacción del cliente.

De hecho, la “velocidad con precisión” se está convirtiendo en un factor competitivo por el que cada vez apuestan más empresas, haciendo uso de dispositivos de monitorización de plantas industriales como los que ofrece ENVIRA para medir el rendimiento de sus procesos de fabricación.

¿Cómo se maximiza el ahorro a través de la monitorización continua?

El monitoreo continuo puede ayudar a reducir costes desde varias perspectivas:

Monitorización de las condiciones de funcionamiento de la maquinaria

Se basa en la instalación de dispositivos sensóricos que recopilan datos, incluso en máquinas antiguas y ambientes hostiles. En cierto sentido, la implementación de un sistema de supervisión continua equivale a dotar a una instalación industrial de ojos y oídos, funcionando en un segundo plano y alertando a las personas responsables cuando detecta desviaciones. Habilita, además, la posibilidad de recibir servicios de mantenimiento y asistencia técnica remota (Ferreiro, Konde, Fernández & Prado, 2016). Algunas de las magnitudes que se suelen observar son:

– Temperatura de la maquinaria, un parámetro que puede alertar de la existencia de componentes degradados que están siendo sometidos a una mayor fricción.
– Vibraciones, que monitoriza el correcto funcionamiento de, por ejemplo, elementos rotatorios. Estos componentes generan un patrón de vibración distintivo cuya distorsión puede ser señal de un problema o deterioro de la máquina.
– Ruido, tanto de niveles sonoros nocivos para la salud del personal de la planta como de posibles funcionamientos erróneos de una máquina.

Eficiencia energética

Considerada como parte inherente de la industria 4.0(1). Su mejora es, de facto, uno de los principales beneficios que se obtiene con la implementación de esta filosofía industrial. Al igual que en el caso anterior, la adquisición de datos, es uno de los requisitos más importantes para lograr el máximo rendimiento con el mínimo coste. Es una tarea que no sólo mejora el análisis en el contexto de los valores medidos, sino también la evaluación de las medidas para aumentar la eficiencia energética (Javied, Bakakeu, Gessinger & Franke, 2018). Asimismo y además de reducir costes, también reafirma el compromiso de la organización industrial con la responsabilidad ecológica, por ejemplo, sirviendo asimismo como aval o paso previo para la obtención de certificados relacionados con el ahorro energético como el sistema LEED(2).

Seguridad laboral

Un condicionante cuyo incremento se ve favorecido por el desarrollo de programas de mantenimiento predictivo. Estas técnicas aprovechan los datos recopilados por los sensores para predecir cuándo puede producirse un fallo en el equipo, mejorando la eficiencia del mantenimiento preventivo habitual. Una maquinaria bien mantenida, además de minimizar los fallos y las paradas no previstas, puede contribuir también a aumentar la seguridad del personal laboral. Otro ejemplo claro de cómo la monitorización continua favorece la seguridad en una planta industrial es la medición de gases o disolventes peligrosos que pueden poner en peligro la salud humana. De hecho, su supervisión suele constituir la primera línea de defensa en la protección del personal en planta.

Cumplimiento de la normativa ambiental y disminución de vertidos y emisiones accidentales

Que pueden conllevar penalizaciones y multas de diversa cuantía en función de la gravedad del suceso. La tecnología asociada al monitoreo continuo ofrece hoy en día una amplia gama de productos que permiten medir las emisiones de los procesos industriales. Así, por ejemplo, es posible la instalación de sensores en chimeneas industriales o en canalizaciones de efluentes, de forma tal que se establece una supervisión en tiempo real que permite la ejecución de las medidas correctoras más oportunas con celeridad.

Referencias

Monitorización continua de procesos, una opción para reducir costes

¿Quieres saber más sobre Envira IOT?

Contactanos