Actualidad

Monitorización de la calidad del aire interior en hostelería para prevenir la propagación de los virus

Restaurantes y cafeterías son lugares en los que la calidad de aire se ve afectada negativamente debido a la cantidad de personas que se encuentran en un lugar cerrado. Esto, unido al contexto actual de pandemia por la COVID-19, hace que sea más importante que nunca conocer el aire que se respira en espacios interiores.  ¿Cómo es posible? Monitorizando la calidad del aire interior con un dispositivo como Nanoenvi IAQ.

¿Qué parámetros medir para conocer la calidad del aire interior y prevenir la presencia de virus?

ENVIRA IoT ha desarrollado un dispositivo para prevenir la transmisión de virus como la COVID-19. Se trata de una configuración de su exitoso Nanoenvi IAQ, que muestra el índice de virus en el aire, monitorizando parámetros como:

  • Partículas PM10
  • Partículas PM 2.5
  • Dióxido de carbono (CO2)
  • Monóxido de Carbono (CO)
  • Compuestos Orgánicos Volátiles VOCs
  • Humedad relativa
  • Presión atmosférica
  • Temperatura

Con esta información, los gestores o propietarios de los establecimientos de hostelería pueden saber si la calidad del aire interior está ayudando o impidiendo la supervivencia virus dañinos.

¿Por qué no vale solo medir el CO2 para prevenir la propagación de los virus?

La monitorización de los niveles de CO2 en espacios interiores es un indicador fiable para la tasa de ventilación o la distancia social; sin embargo, no es suficiente para asegurar las condiciones óptimas de cara a prevenir el contagio por COVID-19.

Prueba de ello es el reciente estudio realizado por la Universidad de California en Davis y la Escuela de Medicina Icahn del hospital Mount Sinai, y publicado en Nature Communications, que muestra que el virus de la influenza (de la gripe) puede propagarse a través del aire en el polvo, fibras y otras partículas microscópicas.

El resultado de esta investigación pone de manifiesto la necesidad de, además, monitorizar otros parámetros como las partículas de polvo en el aire ambiente de estancias interiores como pueden ser los establecimientos de hostelería.

¿Cuáles son las ventajas de instala en un establecimiento un dispositivo que mide la calidad del aire interior?

  • Mejora del ambiente laboral para los empleados y mejora del ambiente interior para los clientes y usuarios.
  • Aplicación de mejoras en la estrategia de ventilación y renovación del aire.
  • Reducción de la sensación de “ambiente cargado”.
  • Disminución del riesgo de propagación de enfermedades o infecciones por vía aérea.
  • Aumento de la productividad y el rendimiento a nivel laboral.
  • Garantía de un ambiente seguro y saludable.

Fuentes contaminantes en espacios interiores

Las principales fuentes contaminantes que se pueden encontrar en espacios interiores de hostelería y restauración son:

  • La combustión producida por el funcionamiento de las cocinas.
  • Las emisiones que producen los materiales de construcción y el mobiliario, como pinturas o barnices.
  • Un aislamiento deteriorado.
  • Suelos, tapizados, moquetas o alfombras recién instalados.
  • Mobiliario tratado con determinados productos.
  • El uso de productos de limpieza y mantenimiento.
  • El funcionamiento de sistemas de calefacción y refrigeración central.
  • El uso de dispositivos de humidificación.
  • El exceso de humedad.

Riesgos para la salud de las fuentes contaminantes en establecimientos de hostelería

Independientemente del contexto actual de pandemia por la COVID-19, monitorizar la calidad del aire interior es importante para garantizar un ambiente seguro a trabajadores y clientes. Estos son los riesgos asociados a saludad de las fuentes contaminantes que se encuentran en establecimientos de hostelería:

  • Dióxido de carbono (CO2): la presencia de gas en el interior de un establecimiento de hostelería es resultado de la propia respiración humana. La concentración de CO2 se suele emplear como un indicador indirecto de la calidad del aire interior y su monitorización a través de sensores permite conocer la efectividad de la ventilación. Lo ideal es que un espacio interior no supere las 800 partículas por millón (ppm).
  • Monóxido de carbono (CO): La inhalación continua de concentraciones elevadas puede provocar molestias tales como fatiga, dolor de cabeza o pérdida de concentración.
  • Partículas en suspensión (PM10 y PM2.5) Las partículas en suspensión, cuyo peligro estriba en su pequeño tamaño. Estos contaminantes generan un grave efecto sobre el sistema respiratorio, pudiendo incluso modificar el sistema inmunológico.
  • Compuestos orgánicos volátiles (COVs) y formaldehído: Los compuestos orgánicos volátiles son sustancias químicas que contienen carbono y se encuentran en todos los elementos vivos. Su principal efecto sobre la salud es su capacidad para irritar los ojos, las mucosas y la piel.

Si deseas más información sobre Nanoenvi IAQ, contacta con ENVIRA IoT.

Monitorización de la calidad del aire interior en hostelería para prevenir la propagación de los virus

¿Quieres saber más sobre Envira IOT?

Contactanos