Blog

¿En qué ámbitos es importante la medición de la calidad del aire interior?

Publicado en 25 abril, 2019

Entornos inteligentes,

La medición de la calidad del aire interior despierta una menor preocupación que la monitorización de los espacios al aire libre.

Así lo atestiguan al menos encuestas como la realizada en Reino Unido durante el Clean Air Day 2018. Esta consulta reveló que solo el 36 % de los adultos eran conscientes de los efectos de la contaminación interior sobre la salud. El impacto de la contaminación exterior, en cambio, resultaba familiar para el 85 % de las personas consultadas (Clean Air Day, 2018).

Sin embargo, la calidad del aire en interiores es en muchas ocasiones menor a la que se registra en la calle(1). Por tanto, y teniendo presente que las personas pasan alrededor del 90% del tiempo en espacios cerrados (Klepeis et al., 2001), la monitorización de estos ambientes debe convertirse en una acción prioritaria para mejorar el confort de las personas y propiciar una atmósfera segura y agradable.

Espacios en los que resulta recomendable monitorizar la calidad del aire

Todas las áreas confinadas en las que se produce gran afluencia o tránsito de personas deberían contar con dispositivos para monitorizar la calidad del aire interior como Nanoenvi IAQ, la solución de ENVIRA IoT para medir de forma continua parámetros tales como CO2, CO, partículas en suspensión, COVs, temperatura, porcentaje de humedad o, incluso, los niveles de ruido.

En los siguientes epígrafes se detallan algunos de estos recintos.

Centros educativos y bibliotecas

La monitorización de las condiciones ambientales en el interior de las aulas, bibliotecas y espacios comunes de los centros educativos es una solución que asegura unas óptimas condiciones para el desarrollo de los niños y niñas que frecuentan estos lugares.

La población infantil es uno de los grupos que mayor riesgo corren al exponerse de forma continua a una calidad del aire deficiente. Esta circunstancia es debida a que su organismo, aún en desarrollo, cuenta con menos mecanismos para hacer frente al impacto de los agentes contaminantes, tal y como se exponía en el artículo sobre contaminación en los colegios publicado en este blog.

¿Qué consecuencias tiene la exposición a unas condiciones de calidad del aire interior pobres? Asere y Blumberga (2018), citando diversos estudios, afirman, por ejemplo, que «el exceso de CO2 (más de 1000 ppm) y los niveles de COV en el aire interior provocan efectos agudos en la salud como irritación de los ojos y las vías respiratorias, dolores de cabeza, mareos, pérdida de coordinación, náuseas, trastornos visuales y reacciones alérgicas, incluyendo asma y rinitis. Los niveles más altos de COV pueden tener efectos adversos crónicos para la salud, como daños en el hígado, los riñones, el sistema sanguíneo y el sistema nervioso central. Algunos COV, como el formaldehído, pueden incluso causar cáncer en los seres humanos».

La mejora de las condiciones ambientales también guardan una estrecha relación con el rendimiento escolar, existiendo investigaciones que sugieren un incremento de entre el 3-8 % en su eficiencia(2).

Hospitales, centros de atención sanitaria y residencias

Las personas ingresadas en un centro sanitario o que están bajo tratamiento médico, así como el personal que trabaja en estos recintos, pueden experimentar problemas de salud como consecuencia de unas condiciones ambientales perjudiciales. Por ejemplo, parámetros tales como la temperatura o la humedad influyen de forma directa tanto en el confort térmico como en la propagación de gérmenes, mientra que agentes contaminantes como el CO o el NO2, procedentes en ocasiones del exterior, pueden ocasionar problemas respiratorios, fatiga o náuseas.

El correcto funcionamiento de los sistemas de ventilación, complementado por sensores que monitorizan en tiempo real las condiciones ambientales, adquiere especial importancia en este supuesto. Según las investigaciones desarrolladas por el BPIE, la mejora de la calidad del aire en los centros sanitarios, además de lograr una atmósfera más agradable, presenta también los siguientes efectos positivos:

➢ El tiempo de estancia de los pacientes puede verse reducido en un 11 %.
➢ El coste de la medicación se reduce hasta un 21 %.
➢ La tasa de mortalidad en un hospital infantil se redujo hasta en un 19 %.
➢ La rotación de los empleados se reduce hasta en un 20 %.
➢ La reducción de los niveles de ruido tiene efectos positivos en la frecuencia cardíaca, el pulso, la respiración y el sueño.

Espacios culturales, de ocio o deportivos

Dentro de este epígrafe se incluyen atracciones turísticas tales como museos o monumentos, equipamientos vinculados a actividades culturales y de ocio (cines, teatros, auditorios, etc.), centros deportivos cubiertos y centros comerciales. Son lugares en los que llegan a reunirse cientos o miles de personas, por lo que monitorizar la calidad del aire resulta de especial importancia.

La medición de los parámetros ambientales en el interior de estos recintos no es solo una forma de incrementar la satisfacción y el confort de los visitantes. También es una manera de proteger y salvaguardar las obras de arte que se exponen en los museos, por ejemplo, ya que la deposición de material particulado procedente del exterior e introducido a través de los sistemas de ventilación puede dañar y ensuciar estos valiosos elementos (Nazaroff, Salmon & Cass, 1990).

Transporte público

Las instalaciones vinculadas a los servicios de transporte (aeropuertos, estaciones de ferrocarril, metro, etc.) soportan de forma diaria el tránsito de miles de personas. Asegurar que la calidad del aire es la adecuada permite que la gente pueda disfrutar de una atmósfera agradable durante la espera.

En instalaciones como el metro, por ejemplo, conviene llevar a cabo una monitorización de parámetros tales como temperatura, humedad o partículas en suspensión tanto en las estaciones como en el interior de los trenes.

Lugares de trabajo

La calidad del aire en los recintos interiores, tal y como se ha señalado en el epígrafe sobre centros educativos, es un factor directamente relacionado con la productividad de las personas. Es al menos una de las conclusiones a las que llegan investigaciones como la realizada por la Universidad Nacional de Singapur, que constató una menor producción industrial ante exposiciones continuadas a concentraciones elevadas de PM2.5(3).

En el caso específico de las oficinas y citando el estudio del BPIE(2), la mejora de las condiciones ambientales tiene como resultado los siguientes beneficios:

➢ La reducción 1 ºC en oficinas con temperaturas elevadas (> 25 ºC según Niemelä, Hannula, Rautio, Reijula & Railio, 2002) aumenta el rendimiento del trabajador en un 3,6%.
➢ Cada incremento de 1 litro por segundo por persona en la ventilación aumenta el rendimiento del trabajador en un 0,8%.
➢ Cada 100 lux de aumento en el nivel de iluminación aumenta el rendimiento del trabajador en un 0,8%.
➢ Por cada 1 dB de disminución en el exceso de ruido, el rendimiento mejora en un 0,3%.

Hogares particulares

En el hogar, las actividades que se llevan a cabo en su interior (cocinar, limpiar, fumar, etc.), los materiales constructivos y el mobiliario o los productos de uso diario que se emplean (insecticidas, productos de limpieza, etc.) condicionan la calidad del aire.

Teniendo en cuenta que, junto con los centros laborales o educativos, las casas particulares son uno de los lugares en los que más tiempo pasa la gente, velar por una adecuada calidad del aire resulta básico, especialmente si hay personas pertenecientes a algún grupo de riesgo (población infantil, mayores o personas enfermas). De ahí que soluciones de monitorización como las que comercializa ENVIRA IoT sean también de utilidad en el hogar para saber cuándo resulta necesario ventilar una estancia, por ejemplo.

La medición de la calidad del aire interior es, en definitiva, una actividad recomendada para cualquier ámbito o instalación en la que convivan o se reúnan las personas de forma periódica. El objetivo, asegurar una atmósfera carente de amenazas y una estancia confortable que maximice la productividad y la satisfacción.

Referencias:

– (1) La contaminación del aire interior. (2014). https://www.europeanlung.org/es/enfermedades-pulmonares-e-informaci%C3%B3n/factores-de-riesgo/la-contaminaci%C3%B3n-del-aire-interior
– (2) Building 4 People: Quantifying the benefits of energy renovation investments in schools, offices and hospitals | BPIE – Buildings Performance Institute Europe. (2018). http://bpie.eu/publication/building-4-people-valorising-the-benefits-of-energy-renovation-investments-in-schools-offices-and-hospitals/
– (3) National University of Singapore. (2019, January 3). Severe air pollution affects the productivity of workers: Prolonged exposure to pollutant particles was shown to reduce the output of workers in China. ScienceDaily. www.sciencedaily.com/releases/2019/01/190103110735.htm
– Asere, L., & Blumberga, A. (2018). Energy efficiency – indoor air quality dilemma in public buildings. Energy Procedia, 147, 445-451. doi:http://doi.org/c3gf
– Clean Air Day. (2018). Clean Air Day 2018: Celebrating the impact of the UK’s largest air quality campaign [PDF] (p. 19). Clean Air Day coordinated by Global Action Plan. https://www.cleanairday.org.uk/Handlers/Download.ashx?IDMF=88367ca5-e3df-45a6-86bf-9d9f62496f3e
– Klepeis, N., Nelson, W., Ott, W., Robinson, J., Tsang, A., & Switzer, P. et al. (2001). The National Human Activity Pattern Survey (NHAPS): a resource for assessing exposure to environmental pollutants. Journal Of Exposure Science & Environmental Epidemiology, 11(3), 231-252. doi:http://doi.org/fjw2rt
– Nazaroff, W. W., Salmon, L. G., & Cass, G. R. (1990). Concentration and fate of airborne particles in museums. Environmental Science & Technology, 24(1), 66–77.doi: http://doi.org/crf4vb
– Niemelä, R., Hannula, M., Rautio, S., Reijula, K., & Railio, J. (2002). The effect of air temperature on labour productivity in call centres—a case study. Energy And Buildings, 34(8), 759-764. doi:http://doi.org/dkggtz

¿En qué ámbitos es importante la medición de la calidad del aire interior?

¿Quieres saber más sobre Envira IOT?

Contactanos