Actualidad

Infecciones nosocomiales y el aire en los hospitales. Cómo identificar y medir los riesgos de infección.

Publicado en 1 diciembre, 2022

Conectividad IOT,

En los hospitales, el aire y en concreto el material particulado supone el mayor vehículo para la transmisión de microorganismos a través de sus diferentes áreas. Medir los riesgos de forma automática a través de los distintos parámetros del aire permite identificar en tiempo real qué zonas de un hospital o centro sanitario suponen en un momento dado un riesgo en materia de bioseguridad ambiental para pacientes y personal sanitario.

Las infecciones nosocomiales y el aire en los hospitales

Existen tres condiciones necesarias para que aumente el riesgo de infección nosocomial en cualquier punto de un hospital. Por un lado, tiene que existir un microorganismo patógeno cuyo origen radica en diferentes fuentes, un elemento que permita su desplazamiento a través de elementos presentes en el aire como el material particulado (polvo, por ejemplo). Y condiciones de temperatura, humedad y presión atmosférica que fomenten o faciliten la supervivencia del microorganismo patógeno o su desarrollo.

La importancia de medir el riesgo en tiempo real

En el aire encontramos distintos elementos que podemos medir en tiempo real de forma sencilla y automática y que pueden indicar si en una zona del hospital el riesgo de transmisión de infección nosocomial es mayor o menor. Precisamente por este motivo determinadas zonas de los hospitales se dividen en salas blancas o en salas sucias y de ahí la necesidad de detectar a tiempo y medir el riesgo de forma preventiva y efectiva aquellos elementos del aire que permitan la diseminación de patógenos con el objetivo de detectar el riesgo de infección nosocomial.

El material particulado y las obras en hospitales

Las obras y las tareas de mantenimiento en un hospital son habituales y en cualquier obra se genera material particulado. No necesariamente hay que recurrir a una obra mayor o de remodelación del hospital para encontrarse ante un riesgo de contaminación microbiológica a través del material particulado del aire. Una simple reparación de un techo en un pasillo ya puede suponer un problema.

¿Por qué es importante controlar el material particulado del hospital?

La mayor parte de la contaminación microbiológica se asocia con partículas no viables en el aire, es decir, partículas inertes como el polvo que sirven de elementos de protección y transporte para esporas de hongos, patógenos nosocimiales, Micrococcus o Bacilus entre otros. La medición del material particulado permite:

• Detectar fuentes anormales de material particulado en una zona del hospital en tiempo real.
• Detectar si el material particulado está cerca o ya ha alcanzado zonas sensibles como salas blancas o limpias.
• Identificar si un sistema de filtración no está actuando correctamente por permanecer el material particulado en una zona por un largo periodo de tiempo.

Hospital IAQ

Otros parámetros. Más allá del CO2

La calidad del aire en un hospital y en general, en cualquier ambiente interior lo determinan parámetros como el CO y los compuestos orgánicos volátiles, además del CO2 y del material particulado que hemos visto anteriormente. Durante la pandemia de la Covid-19 se popularizó el uso de medidores de CO2 para determinar si en un momento dado había mucha gente en un espacio y controlar aforos, pero esto no determina por sí solo la calidad del aire.

Niveles anormales de CO, cuya fuente suele provenir del aire exterior que se introduce en el hospital puede indicar problemas en determinadas zonas con los sistemas de ventilación.
Valores altos de compuestos orgánicos volátiles (COV’s) indicarían agentes químicos gaseosos presentes en el ambiente por encima de valores normales.
El CO2 como comentábamos anteriormente, serviría para controlar cuántas personas están en un espacio del hospital en un momento dado. Puede ser útil para controlar aforos en épocas de alta incidencia de gripe o enfermedades de transmisión respiratoria en espacios como salas de espera.

La presión y la estanqueidad en zonas críticas

Diferentes zonas del hospital cuentan con sistemas de presión positiva y negativa que evitan que la circulación del aire sirva de vector de transmisión de los microorganismos patógenos presentes en el ambiente (quirófanos, unidades de quemados, etc). A través de la presión atmosférica podemos detectar inmediatamente si la estanqueidad en alguna zona del hospital estuviese fallando respecto de sus espacios anexos.

Temperatura, humedad y confort ambiental

La temperatura y la humedad son dos parámetros que además del confort ambiental nos permiten conocer si en una determinada zona del hospital se están dando unas condiciones ambientales propicias para la recuperación del paciente o para la generación y proliferación del patógenos como mohos. Además, el análisis de estos parámetros en una determinada zona nos sirve de punto de muestreo o verificación del correcto funcionamiento de los sistemas de climatización no solo desde el punto de vista de la seguridad ambiental sino también desde la perspectiva de la eficiencia energética.

Supervisión y monitorización continua

El tiempo que se tarda en detectar un problema de cualquier parámetro de calidad del aire es directamente proporcional a la gravedad de las consecuencias que puede suponer para los usuarios del hospital. Por este motivo, disponer de dispositivos IoT independientes a los sistemas HVAC (climatización, calefacción y ventilación) que reporten si algún parámetro de la calidad del aire está alterado o fuera de los rangos aceptables permitirá identificar el problema en tiempo real y antes de que se generen consecuencias más graves.

Calidad del aire

Nanoenvi IAQ. Control automático, datos históricos y monitorización continua en hospitales

Nanoenvi IAQ es un dispositivo Wifi que no requiere de mantenimiento y cuya función es la de medir y enviar los datos sobre aquellos parámetros que determinan la calidad del aire. Contar con los datos de calidad del aire de forma automatizada permite que un hospital pueda:

  • Crear alertas que se envían inmediatamente al personal en el mismo momento que un parámetro se sale de los valores marcados como normales
  • Optimizar sus planes de mantenimiento y prevención.
  • Mejorar los controles de seguridad de higiene.
  • Crear informes periódicos sobre el estado de cada zona del hospital en materia de calidad del aire.
  • Asesorar a la gerencia en cuanto a planes de actuación ante obras e instalaciones, épocas de alta incidencia de gripe o enfermedades de transmisión respiratoria.

¿Quieres saber más sobre Envira IOT?

Contactanos