Blog

¿Existe relación entre contaminación y demencia?

Publicado en 16 abril, 2020

Entornos inteligentes, IoT connectivity,

Hasta ahora era conocido que la contaminación ambiental es un factor de riesgo de enfermedades cardíacas y respiratorias, sin embargo, también podría estar vinculada al desarrollo de trastornos de la memoria. Según un estudio epidemiológico publicado en la revista British Medical Journal (BMJ), se confirma que la calidad del aire puede tener incidencia en el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas.  

Vinculación y muestra 

La investigación llevada a cabo por expertos de la Universidad de Londres encontró la siguiente vinculación: los adultos mayores que viven en áreas de Londres con la mayor concentración anual de contaminación atmosférica tenían un mayor riesgo posterior de demencia en comparación con la población adulta que cuyos domicilios se encuentran en áreas con una mejor calidad del aire.   

Para llegar a esta conclusión los investigadores recurrieron a los registros de salud contenidos en una base de datos CPRD (Clinical Practice Research Datalink), que desde 1987 registra los datos de los centros médicos de las distintas áreas de las ciudades de todo Reino Unido. Concretamente se centraron una muestra inferior a 131.000 pacientes de entre 50 y 79 años durante el momento en que se estaba llevando a cabo este estudio, los cuales nunca habían sido diagnosticados con demencia y estaban registrados en consultas generales ubicadas dentro del anillo de la M25 de Londres.   

¿Qué parámetros se han tenido en cuenta? 

En base a los códigos postales residenciales de los pacientes de la muestra, los investigadores calcularon la exposición anual de los siguientes parámetros de calidad del aire: 

  • Dióxido de nitrógeno (NO2) 
  • Partículas PM2.5 
  • Oxono (O3) 

 No obstante, también se han tenido en cuenta otros parámetros como la proximidad del tráfico rodado y los niveles de ruido procedentes del mismo, empleando métodos de modelado validados y certificados con mediciones registradas. 

Datos de la investigación 

Durante el periodo de seguimiento, que fueron ocho años, el 1,7% de personas de la muestra (2.181) fueron diagnosticados con algún tipo de enfermedad neurodegenerativa: el 39% con Alzheimer y el 29% con una demencia consecuencia de accidentes cardiovasculares y cerebrovasculares.  

Los investigadores asociaron los diagnósticos con los niveles ambientales de NO2 y de PM2.5 estimados en los hogares de los pacientes al inicio de la investigación. 

Aquellos pacientes que vivían en barrios sometidos a altos niveles de NO2 (41,5µg/m3), registraron un 40% de alto riesgo de diagnóstico de demencia, frente a aquellos que residían en otras áreas con menor nivel del contaminante. También se encontró una vinculación similar con los niveles de PM2.5. Sin embargo, con el O3 no. 

Los investigadores de la Universidad de Londres han insistido en que se trata de un estudio observacional y que los hallazgos solo son aplicables a Londres. No obstante, esta investigación invita a reflexionar sobre las ganancias de la salud pública si la calidad del aire fuera mejor. 

Y es que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya ha advertido de que la contaminación atmosférica se encuentra en los niveles más altos: 9 de cada 10 habitantes respiran aire tóxico y más de 8 millones de persona fallecen a causa de enfermedades sobre las que tiene incidencia la calidad del aire. Por esta razón, es muy importante que las Smart Cities adopten soluciones de monitorización de la calidad del aire como las instaladas por ENVIRA, una estrategia a tener en cuenta por los gobiernos para tratar de reducir estas cifras.

¿Existe relación entre contaminación y demencia?

¿Quieres saber más sobre Envira IOT?

Contactanos