Blog

Consejos sobre cómo mejorar la calidad del aire en casa

Publicado en 2 septiembre, 2019

Conectividad IOT, Entornos inteligentes,

Poca gente es consciente de las sustancias que predominan en el aire interior de un hogar y las repercusiones que la exposición prolongada y recurrente tiene sobre sus ocupantes. La búsqueda, por tanto, de soluciones acerca de cómo mejorar la calidad del aire en casa suele representar una preocupación menor.

No obstante, es necesario tener en cuenta que el nivel de contaminación del aire interior de una casa puede ser más alto que el del exterior, circunstancia a la que se añade el tiempo que la mayor parte de la gente pasa en estancias cerradas, en torno al 90 %. En este artículo, por tanto, se van a exponer una serie de recomendaciones orientadas a mejorar la calidad del aire del hogar, permitiendo disfrutar de una atmósfera mucho más sana.

El aire en el interior del hogar no siempre está exento de riesgos

La calidad del aire interior se puede definir como la sensación que transmite la atmósfera dentro de un edificio, en especial en relación con la salud y el grado de confort que proporciona a los ocupantes.

El origen de las sustancias presentes en una estancia cerrada depende en gran proporción de las actividades desarrolladas en su interior, aunque también conviene tener en cuenta que parte de los potenciales contaminantes presentes proceden del exterior y son introducidos a través del aire acondicionado, la infiltración o la ventilación. Así y atendiendo a un reciente borrador del National Institute for Health and Care Excellence de Reino Unido (1), los condicionantes que incrementan el riesgo de exposición a una calidad del aire interior pobre son.

  • La localización de la vivienda, donde resultan determinantes factores tales como la calidad del aire exterior.
  • La infraestructura física, como, por ejemplo, el tamaño de la habitación o una ventilación inadecuada.
  • El estado físico del hogar y la posible presencia de moho o humedades
  • El hacinamiento

¿Qué sustancias conducen al deterioro de la calidad del aire interior?

Aunque esta cuestión ya ha sido tratada con anterioridad, merece la pena hacer un breve repaso de cuáles son las sustancias más habituales en el aire que respiramos en una casa y que, por supuesto, monitorizan los dispositivos de ENVIRA IoT:

  • Monóxido de carbono (CO), procedente del humo del tabaco, sistemas de calefacción y estancias sin ventilación o con mecanismo de aireación deficientes.
  • Las partículas en suspensión, generadas por actividades tales como cocinar, limpiar o calentar el hogar.
  • Compuestos orgánicos volátiles (COVs), generados por los productos de limpieza, los materiales decorativos o los muebles.
  • Óxidos de nitrógeno, que aunque pueden ser resultado de las calefacciones, es más normal que penetren desde el exterior, especialmente en el caso de que la vivienda esté localizada en una zona de tráfico denso.

Asimismo, también conviene tener en cuenta tanto la temperatura como la humedad, ya que ambos factores pueden resultar claves para el crecimiento de moho y la proliferación de gérmenes.

Recomendaciones para mejorar la calidad del aire en casa

Una vez vistos los compuestos que imperan en el hogar y que pueden implicar una merma en la calidad del aire, en los siguientes epígrafes se detallan algunas de las recomendaciones de medidas simples que se pueden llevar a cabo para mantenerlos a raya.

Considerar la instalación de una solución de monitorización del aire interior

ENVIRA IoT ofrece múltiples soluciones para la supervisión de la calidad del aire en interiores. Uno de los productos más demandados es Nanoenvi IAQ, un sistema compuesto por sensores inalámbricos que miden de forma continua y en tiempo casi real la concentración de las diferentes sustancias, transmitiendo la información a una plataforma IoT que permite la explotación y visualización de los datos y el establecimiento de alertas cuando se alcanzan niveles de concentración de sustancias no deseados.

Abrir ventanas y puertas permite que el aire se renueve

Es una de las formas más sencillas de mejorar la calidad del aire en el interior de una casa. No obstante, para hacer que este mecanismo sea efectivo, conviene tener en cuenta algunos aspectos ya contemplados en el artículo en el que se señalaban las claves de una ventilación apropiada.

  • Aunque el tiempo de ventilación varía en función de la habitación o la actividad, lo recomendable son hasta un máximo de una hora o 10 minutos espaciados en 3 o 4 veces durante el día. La medición a través de dispositivos IoT puede ser un buen complemento para hacer esta operación más eficiente.
  • Recordar que actividades tales como limpiar, cocinar o secar la ropa son labores que merman la calidad del aire, así que es conveniente adecuar la ventilación a las actividades se llevan a cabo en la estancia.

Para evitar la entrada de contaminación del aire exterior existen varias opciones:

  • Si se vive en las cercanías de una carretera con mucho tráfico, evitar abrir puertas y ventanas durante las horas punta.
  • En caso de alergia al polen, resulta recomendable ventilar a última hora de la tarde, cuando los niveles son más bajos.
  • En zonas con alta concentración de polvo, se puede optar también por un sistema de ventilación mecanizado que filtre el aire del exterior.

Revisar y limpiar electrodomésticos y otras instalaciones

Un correcto mantenimiento de los electrodomésticos e instalaciones que pueden dar lugar a la aparición de humedades y la posterior formación de moho es clave para procurar un aire más limpio en el interior de una vivienda. Un ejemplo claro de este tipo de medida sería la limpieza de los filtros de los sistemas de aire acondicionado para eliminar las impurezas acumuladas.

Reducir el uso de productos de limpieza o productos decorativos agresivos

Los productos de limpieza o ambientadores en formato de aerosol suelen generar compuestos orgánicos volátiles (COV), así que conviene reducir su uso u optar por alternativas más naturales como el vinagre o el limón. En el caso de productos decorativos (pinturas, barnices, etc.) es fundamental ventilar la estancia y usar elementos de protección como mascarillas durante y después de su aplicación.

Aspirar alfombras y tapicerías de forma frecuente, especialmente si se tienen mascotas

Una buena aspiradora que permita recoger la mayor parte del polvo o la contratación de un servicio de limpieza profesional son dos maneras de incrementar el grado de confort en el hogar, en especial si en su interior hay mascotas.

Mejorar la calidad del aire en casa, en definitiva, es una tarea sencilla cuando se es consciente de las variables ambientales que se soportan. Optar por un sistema de monitorización como el ofrecido por ENVIRA IoT permite alertar cuándo esos parámetros no resultan apropiados para los ocupantes de una estancia, posibilitando que medidas correctoras tales como la ventilación natural resulten más eficientes.

Referencias:

– (1) NICE. (2019). Guideline for indoor air quality at home (draft for consultation). National Institute for Health and Care Excellence. https://www.nice.org.uk/guidance/GID-NG10022/documents/draft-guideline

Consejos sobre cómo mejorar la calidad del aire en casa

¿Quieres saber más sobre Envira IOT?

Contactanos