Actualidad

Certificación Well: Así ayuda Nanoenvi® IAQ en el proceso de certificación

Publicado en 24 enero, 2023

Conectividad IOT,

La certificación WELL Building Standard se introdujo en el año 2014 por el International WELL Building Institute (IWBI), administrado por Green Business Certification Inc. (GBCI). A diferencia de LEED (Leadership in Energy and Environmental Design®), que está orientado a la sostenibilidad medioambiental, WELL se centra en la salud y el bienestar de los ocupantes.

Es una hoja de ruta para crear y certificar espacios que promuevan la salud y el bienestar humanos y establece vías para lograrlo.

¿Qué es la certificación WELL?

WELL proporciona un marco de referencia en torno a la salud humana, el bienestar, la productividad y la sostenibilidad con un claro enfoque sobre el usuario ocupante. Incluye objetivos y requisitos de cumplimiento para los propietarios y otras partes interesadas de un edificio.

Las rigurosas normas de rendimiento de las intervenciones de diseño, los protocolos operativos y las prácticas en toda la empresa son verificadas por un tercero y deben cumplir un determinado subconjunto de características o estrategias dentro de los 10 conceptos WELL: 

  • Aire
  • Agua
  • Confort Térmico
  • Luz
  • Movimiento
  • Alimentación
  • Sonido
  • Mente
  • Comunidad
  • Materiales

Cada concepto WELL incluye características que abordan el diseño, la cultura, las políticas operativas y los protocolos de mantenimiento. Cuando se aplican, estos cambios específicos pueden ayudar a cualquier edificio u organización a servir mejor a la salud de sus clientes, empleados y visitantes.

¿Cómo se obtiene la certificación WELL?

Las características incluyen tanto las condiciones previas como las optimizaciones. Para obtener con éxito el sello WELL, se deben cumplir las condiciones previas y las optimizaciones ponderadas:

1. Condiciones previas universales

WELL describe un conjunto de condiciones previas universales que los proyectos deben cumplir para obtener la certificación. Estas son características obligatorias que se consideran indispensables para la salud humana en ambientes interiores.

2. Optimizaciones flexibles

Las optimizaciones flexibles son características que demuestran logros adicionales para la certificación WELL. Aunque no son obligatorios, los proyectos pueden conseguir un reconocimiento adicional por niveles más altos de certificación.

Niveles de certificación WELL:

En función de los resultados alcanzados, que dependen directamente del número de optimizaciones realizadas, se obtendrá uno de los 4 niveles de certificación WELL: Bronce, Plata, Oro y Platino.

3. Verificación de las actuaciones

La certificación de un proyecto se calcula mediante una puntuación WELL general que abarca la finalización de las condiciones previas y optimizaciones del proyecto.

La verificación se realiza a través de una evaluación in situ por parte de un asesor WELL y se completa una vez que se han presentado y aprobado todos los documentos respectivos.

Si quieres más información para iniciar el proceso de certificación WELL, te sugerimos que visites la página del ITG.

Optimiza esfuerzos en el proceso de certificación WELL con Nanoenvi IAQ

La mejor forma de optimizar los esfuerzos para obtener una certificación WELL es utilizar un medidor de la calidad del aire interior en tiempo real como Nanoenvi IAQ.

Este dispositivo puede ser una gran herramienta de apoyo para arquitectos, diseñadores, asesores de sostenibilidad, constructores y gerentes de proyectos WELL a la hora de conocer la calidad del aire antes del proceso de verificación.

Las pruebas de rendimiento in situ, los informes en tiempo real y la monitorización en continuo son requisitos para la obtención de la certificación WELL. Tener acceso a los datos de calidad del aire de los proyectos antes de la prueba de rendimiento puede ahorrar tiempo y dinero.

Medir los niveles de contaminantes interiores con el dispositivo Nanoenvi IAQ ayuda a los propietarios de proyectos a comprender mejor cualquier debilidad ambiental del espacio interior.

Bajo las condiciones previas fundamentales de la calidad del aire, los proyectos deben cumplir con ciertos umbrales de partículas PM y gases orgánicos, ambos verificados a través de pruebas de desempeño, y también deben implementar un sistema de monitorización de la calidad del aire, verificado a través de informes de datos en continuo.

Asimismo, para satisfacer la condición previa de confort térmico, un proyecto debe demostrar su capacidad para controlar la temperatura y la humedad, algo que es muy sencillo a través de un dispositivo IoT como Nanoenvi IAQ.

La sección A08 del estándar WELL otorga puntos por la monitorización continua de la calidad del aire. Utilizar el dispositivo Nanoenvi IAQ es una forma sencilla de satisfacer este requisito.

Nanoenvi IAQ es un dispositivo profesional de medición de la calidad del aire con sensores de alta definición, que proporciona una monitorización precisa y continua de parámetros ambientales como (PM 2.5 y PM 10, dióxido de carbono, monóxido de carbono, VOCS, Temperatura, presión y humedad).

De fácil instalación, dispone de WiFi integrado, algo que le permite estar conectado a la nube y recopilar datos de valor que ayudarán en la toma de decisiones.

Edificio Certificación WELL

Cómo es la calidad del aire interior en el estándar WELL

El primer concepto bajo el estándar WELL es el aire. Para mejorar y conseguir una calidad suficiente del aire interior propone diversas estrategias en las cuales se debe prestar especial atención a los siguientes parámetros.

Partículas PM

Cumplimiento de los umbrales establecidos por el estándar WELL para material particulado en espacios interiores generales y proyectos de construcción.

 

  • Condiciones previas: A01 (Calidad del aire fundamental).
  • Optimizaciones: A05 (Calidad del aire mejorada) y A12 (Filtración de aire).

Algunas características de WELL se centran en reducir los niveles de partículas. IWBI requiere que los solicitantes de WELL cumplan con umbrales estrictos de PM2.5 y PM10.

Estos umbrales se basan en estándares de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros organismos reguladores como la Agencia de Protección Ambiental en EEUU (EPA), y suelen ser muy específicos.

Con Nanoenvi IAQ se puede realizar un seguimiento eficaz de los niveles del material particulado en interiores y realizar mejoras para cumplir con los estándares. Por ejemplo, si los gerentes del proyecto WELL observan que se superan los umbrales de PM, se puede plantear la instalación de filtros de aire o cualquier otro mecanismo para reducir los niveles de partículas.

Compuestos orgánicos volátiles (VOCs)

Registro de las toxinas y productos químicos nocivos, también conocidos como compuestos orgánicos volátiles (VOCs) para asegurarse de que cumplan con las concentraciones permitidas.

 

  • Condiciones previas: A01 (Calidad del aire fundamental).
  • Optimizaciones: A05 (Calidad del aire mejorada) y A13 (Control activo de VOCs).

Es conocido que los materiales de construcción y otros elementos como alfombras, muebles, telas, productos de limpieza, adhesivos, disolventes y muchos más artículos de limpieza de uso cotidiano emiten compuestos orgánicos volátiles (VOCs).

Los VOCs se pueden inhalar fácilmente a través de los pulmones. Su exposición regular puede causar irritación en ojos, garganta, nariz y piel, y la exposición prolongada se ha relacionado con brotes de eczema, urticaria, alergias, leucemia y daños en los riñones, hígado y sistema nervioso central.

WELL incluye características que requieren un esfuerzo para la reducción de los niveles de VOCs. Al igual que el material particulado, IWBI ha determinado umbrales específicos para los niveles de VOCs según las recomendaciones de las principales organizaciones de salud.

Nanoenvi IAQ incorpora un sensor para la medición de compuestos orgánicos volátiles en el aire ambiente.

Dióxido de carbono

Administración de la ventilación del edificio para mejorar la productividad de los empleados y el bienestar general.

 

  • Condiciones previas: A03 (eficacia de la ventilación).
  • Optimizaciones: A06 (ventilación mejorada).

WELL hace hincapié en la ventilación adecuada del edificio como un medio para mantener la calidad del aire interior en niveles saludables.

Los espacios que no están bien ventilados pueden hacer que sus ocupantes experimenten una variedad de síntomas, a menudo llamados síndrome del edificio enfermo (SBS), como dolores de cabeza, fatiga, mareos, náuseas, tos, estornudos, dificultad para respirar, irritación de la garganta, ojos, nariz y piel.

Debido a su profundo impacto en la salud humana, WELL incluye características que se enfocan específicamente en la capacidad de un edificio para proporcionar una cantidad saludable de aire fresco y ventilación.

¿Cómo se puede medir y probar exactamente la ventilación? IWBI ha encontrado una solución simple: a través del dióxido de carbono.

WELL afirma que, dado que es difícil probar todos los contaminantes potenciales en un espacio, el dióxido de carbono se usa como un sustituto de otros contaminantes interiores. El aire particularmente viciado se llenará de dióxido de carbono, especialmente en espacios de alta ocupación, y el dióxido de carbono en sí mismo puede reducir la productividad y causar somnolencia.

Las características de la certificación WELL como la ventilación mejorada (A06) requieren niveles de CO2 inferiores a 900 ppm. La monitorización de CO2 de Nanoenvi IAQ puede contribuir al diseño de una estrategia de ventilación efectiva en espacios interiores.

Humedad

Control de los niveles de humedad para proyectos de construcción con el fin de evitar la proliferación de microbios y moho.

 

  • Condiciones previas: A04 (Contaminación de la gestión de la construcción).
  • Optimizaciones: A14 (Control de moho y microbios).

Los niveles de humedad deben mantenerse en un equilibrio preciso para evitar daños tanto al edificio como a la salud de los ocupantes.

Una humedad demasiado alta puede causar incomodidad a los ocupantes y también puede causar el crecimiento de moho y hongos, lo que afecta a las alergias. Una humedad demasiado baja puede hacer que los ocupantes experimenten irritación de ojos, nariz, piel y garganta.

WELL se centra en la humedad en algunas de sus características para garantizar que el proyecto en cuestión no sea propenso al crecimiento de moho; para obtener la optimización del control de microbios y moho (A14), IWBI observa los niveles de humedad relativa interior para asegurarse que no superan el 60 %.

Nanoenvi IAQ incorpora un sensor de humedad que facilita la monitorización de los niveles este parámetro ambiental.

Temperatura

Mantenimiento del confort interior:

 

  • Condición previa: A04 (Contaminación de la gestión de la construcción)
  • Todas las condiciones previas y optimizaciones para el confort térmico (T01-T07)

La temperatura es otro factor que afecta la salud y la productividad de los ocupantes del edificio. No obstante, esta especificación no se encuentra dentro de la categoría de aire, sino de confort térmico.

El uso de un dispositivo como Nanoenvi IAQ con sensor de temperatura contribuye a garantizar ambientes interiores térmicamente confortables.

Requerimientos WELL y parámetros del IAQ

Esta tabla resumen muestra los parámetros que requiere WELL, su precisión requerida, así como la precisión de los parámetros de Nanoenvi IAQ y su desviación.

Variable

Precisión requerida

Precisión de Nanoenvi IAQ V1.3.1

CO2

10% a 750 ppm7% para 750 ppm

PM2,5 o PM10

25% a 50 μg/m3

20% para 50 μg/m3

CO2

1 ppm para valores entre 0 y 10 ppm

+/- 100 ppm

O3

10 ppb para valores entre 0 y 100 ppb

No

NO2

20 ppb para valores entre 0 y 100 ppb

No

TVOC

25% a 500 μg/m3

15% para 500 μg/m3

Formaldehído20 ppb para valores entre 0 y 100 ppb

No

¿Por qué se debe certificar un edificio con WELL Building Standard?

La monitorización de la calidad del aire en sí mismo tiene un peso importante en la puntuación de la certificación WELL en España.

  • Optimización: A08 (Monitorización y conciencia de la calidad del aire).

IWBI desarrolló la Optimización A08 (Monitorización y conciencia de la calidad del aire) en un esfuerzo por alentar a los proyectos a convertirse en defensores del mantenimiento y la difusión de la conciencia sobre la calidad del aire interior.

Esta optimización recompensa la monitorización de la calidad del aire con puntos adicionales que son fáciles de obtener si el dispositivo de calidad del aire del proyecto cumple con requisitos específicos: cinco sensores de autocalibración de nivel empresarial y datos de fácil acceso almacenados en un dashboard.

Certificación Well: Así ayuda Nanoenvi® IAQ en el proceso de certificación

¿Quieres saber más sobre Envira IOT?

Contactanos